Imprimir

La importancia de las lagunas saladas de La Mancha es tan grande como su desconocimiento en España y Europa. Por eso, este proyecto tiene encomendado la tarea de darlas a conocer a los turistas, ornitólogos, botánicos de Castilla-La Mancha, de España y del resto del mundo. Esta afluencia de visitas a las lagunas aportará, además de disfrute, beneficios económicos a los municipios, a sus hoteles, bares y restaurantes, como ha ocurrido en Villacañas, localidad donde la Fundación Global Nature recuperó sus lagunas en 2003 y hoy en día tiene multitud de actividades de ocio originado por el turismo de los humedales.

Los humedales y sus estepas protectoras que les rodean son también sumideros de carbono y reservorios de agua, que permiten alimentar los acuíferos, hábitat de numerosas especies de insectos y vertebrados que, a su vez, son predadoras de las plagas de cultivos, refugio de especies de interés cinegético, etc.En definitiva, aportan numerosos servicios económicos a las comarcas de su entorno.

0
0
0
s2sdefault